lunes, 22 de febrero de 2016

En Europa crecen los partidos antiemigrantes




Los votantes tienen un humor cambiante y si los políticos no responden a sus peticiones se van a otro lugar. La ley es implacable. Los años de recesión y de crisis del euro lo han mostrado con la alternancia, rechazando en las minorías  la mayor parte de responsables políticos del Viejo Continente, con la notable excepción de Angela Merkel. El golpe es todavía mas duro, después de diez meses de derrota colectiva delante del éxodo de refugiados y de emigrantes. Desde la derecha a la izquierda, los partidos tradicionales luchan por la supervivencia. Y es alrededor de la cancillera de resistir el asalto.

¿Populistas? ¿Extremistas? ¿Xenófobos? ¿ Contra-Estabilidad? ¿ Demagogos?. Las palabras no son suficientes para describir a los que tiran los hilos de  dinamitar las clases políticas, hasta los EE.UU. con los ultrajes de  Donald Trump del partido republicano.
En Europa, los perfiles son muy variados, desde el renacimiento de la Liga de Norte en Italia a la progresión fulminante de Pegida, movimiento islamo fóbico que planeo la manifestación en 14 países, dos años después de su lanzamiento en Dresde. O de Marine Le PEN opuesta en todas direcciones, hasta Victor Orban solidamente instalado en su sillón de jefe de Gobierno de Hungría.

Pero todos ganan en la opinión, con la misma alquimia detonante. Por un  lado, el miedo, nutrido por el terrorismo, el islamismo y las oleadas  de mas de un millón de nuevas llegadas a través de la ruta de los Balcanes. Por otra parte, la constatación de las elites políticas juzgadas  tanto  incapaces como indiferentes, y el rechazo de su obra más ambiciosa: sesenta años de construcción europea.

Traducido del Boletín ARCRE

No hay comentarios:

Publicar un comentario

El Papa y el Consejo Ecumenico de las Iglesias.

https://www.oikoumene.org/es/press-centre/news/pope-francis-at-the-world-council-of-churches