miércoles, 10 de diciembre de 2014

LLAMAMIENTO CRISTIANO A LA HONRADEZ Y A LA ESPERANZA FRENTE A LA CORRUPCIÓN

Manifiesto cristiano contra la Corrupcion

No podemos guardar silencio o ser pasivos

¿Podemos quedarnos callados ante los más de 1.700 casos abiertos de corrupción en España y ante la percepción ciudadana de impunidad de los presuntos culpables?. La lentitud de la justicia incita al pueblo a seguir el ejemplo de los corruptos. Es necesario dotar al poder judicial de mayores recursos e independencia del poder político y de una Ley contra la Corrupción. Hay que crear organismos independientes del poder político que coordinen y controlen a las instituciones gubernamentales y las relaciones empresariales entre el sector público y el sector privado.

Sería suficiente seguir las indicaciones que desde Transparencia Internacional, la Camara Internacional de Comercio, el Pacto Mundial de Naciones Unidas, el Centro Global de Lucha contra la Corrupción en la Infraestructura (GIACC), El Portal Anti Corrupción para los Negocios y otros muchos organismos ofrecen continuamente, pero que no encuentran suficiente acogida en el poder legislativo, político y judicial del Estado.

Aún hay tiempo para cambiar. Nuestra sociedad sigue manteniendo valores cristianos, éticos y morales que sostienen a la inmensa mayoría de la ciudadanía, especialmente a las familias. Los cuerpos de seguridad siguen desarrollando su labor de forma admirable, y hay una clara conciencia colectiva de que el sistema debe cambiar, regenerando la vida política y la participación ciudadana, devolviéndole el sentido de “servicio” para el pueblo en vez de “servirse” de los votos del pueblo.
(...)
Unidos para regenerar la vida pública.

Convocamos a todos los partidos políticos a recuperar la cultura del diálogo y de la colaboración, para caminar hacia donde nuestro país realmente necesita y no hacia donde quieren los mercados o los lobbies empresariales y financieros. Debemos derrocar la tentación del “dinero” y recuperar el orden de las ideas,  situando al frente los Derechos Humanos y la sostenibilidad de la Creación. Solicitamos cambios legislativos que permitan la independencia real entre los tres poderes del Estado y el nombramiento de sus cargos, cambios que favorezcan la participación ciudadana en la toma de decisiones importantes para el país, regenerando la salud democrática.
Pedimos que se promueva la educación en los valores éticos propios de nuestra riqueza y diversidad cultural, así como de la filosofía, para dotar a los jóvenes de pensamiento crítico y espiritual. Para sembrar la esperanza y que el cambio sea posible y sostenible desde la convivencia  cívica y la honradez.

Firman: Iglesias y comunidades cristianas de España

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Luchemos por evitar el Cambio Climático

Es importante que vayamos leyendo informes sobre el Cambio climático y nos enteremos seriamente de sus causas y de lo mucho que se puede ayu...