miércoles, 4 de noviembre de 2015

Crisis ¿ Para quién?


 Las palabras y las frases tienen una gran importancia en la crisis de los refugiados desatada en Europa y Oriente Medio, según docentes del Boston College (BC). Por ejemplo, la palabra "refugiado" tiene por sí misma una carga jurídica crítica, frente a la palabra "migrante", que, aunque a veces los medios de comunicación la usan indistintamente con la de "refugiado", es un término más ambiguo e incluso más polémico. Para la directora asociada del Servicio Jesuita a Refugiados (JRS) Australia, Maryanne Loughry RSM, profesora adjunta de la Escuela de Trabajo Social del Boston College (BCSSW), el propio concepto "crisis de los refugiados" - también como tópico generalizado - es problemático.
"Es realmente una ‘crisis de conflicto '", dice la hermana Loughry, que ha trabajado para el JRS desde 1987". Los refugiados no son la crisis. Es el bombardeo, la tortura, la destrucción. Eso es lo que ha alimentado principalmente este movimiento sin precedentes de personas".

Como inapropiados son, según la Hermana Loughry y otros expertos en cuestiones humanitarias del Boston College, los discursos creados a través de los medios de comunicación, en la arena política o por la opinión pública. Por toda Europa y Estados Unidos, la compasión y la empatía por la situación de los refugiados concurre con la desconfianza, la animadversión y el miedo, provocados por percepciones erróneas y malentendidos, según los docentes, que señalan que hay crisis similares que están teniendo lugar en otras partes del mundo. A pesar de que la atención tiende a centrarse en los aspectos más inmediatos y sensacionalistas de la situación de los refugiados, los expertos humanitarios están buscando respuestas para los efectos a largo plazo del desplazamiento, como la vivienda, la educación y el empleo.

Hay muchos aspectos relevantes de esta historia que no se aprecian en su totalidad. Por ejemplo, que cerca de la mitad de la población de Siria está desplazada - no solo los aproximadamente 4.1 millones de personas que han huido del país, sino los 7,6 millones que todavía están en el interior. 
"Mientras tanto, los afganos y los eritreos también forman parte del éxodo a Europa. Miles y miles de iraquíes son desplazados - en Irak o en otras partes de Oriente Medio - y poblaciones de Sudán del Sur se están desplazando hacia Uganda y otros lugares para escapar del conflicto con Sudán. Hay al menos 60 millones de personas desplazadas en todo el mundo: ¿qué les depara el futuro?” 

"Las personas refugiadas tienen derecho a la protección y al asilo; no es ‘algo bueno’ que alguien decide darles", dice el P. Hollenbach, director del Centro para los Derechos Humanos y la Justicia Internacional (CHRIJ) del Boston College. "Esto está codificado por un tratado internacional que ha estado en vigor durante más de 60 años, que EE.UU. suscribió y que está obligado a respetar".

Boston, 20 de octubre de 2015
Abstracto del Boston College Chronicle Octubre 2015






No hay comentarios:

Publicar un comentario

El Papa y el Consejo Ecumenico de las Iglesias.

https://www.oikoumene.org/es/press-centre/news/pope-francis-at-the-world-council-of-churches