miércoles, 9 de julio de 2014

Emigración ilegal: El fruto de un orden injusto



La emigración es tan vieja como la Humanidad misma. Hemos estado migrando  desde entonces y hasta la fecha no hay ninguna señal de que pararemos de movernos de un sitio a otro. Existe fuerte evidencia de que la migración seguirá siendo la mayor  preocupación en los años futuros y siempre.

La migración no es solo para personas, los animales también son participantes de este fenómeno histórico. Obligados por la necesidad de sobrevivir cada año millones de pájaros, peces y otros animales hacen grandes viajes a través de los bosques, montañas  mares y desiertos en busca de una vida mejor. Cuando la migración es estacional los animales regresan a sus lugares de origen llegado el momento, pero si es una cuestión de súpervivencia se marchan para no regresar. En las series del naturalista David Attenborough que narra las series de Planeta Tierra podemos apreciar las proezas de los animales. Migración es importante para animales y seres humanos.

Sin embargo después del desastre del naufragio del bote el  l3 de Octubre de 2013 en Lampedusa  en que murieron cerca de 300 Africanos ilegales o indocumentados, es vital de que miremos a nuestra fe en este desastre que podía haber sido evitado. Estos emigrantes murieron en el mar tratando de llegar a Italia y Europa pero no es solo el mar  quien se cobra las victimas también sabemos de los 30 ciudadanos de Níger incluidas mujeres y niños que murieron en el desierto del Sahara después de que su transporte se estropeara allí.

Francamente la emigración es vital para la sobrevivencía humana. Sin emigración los seres humanos no hubieran sido capaces de colonizar la tierra como lo han hecho. La raza humana se ha establecido en todas las partes habitables del globo gracias a nuestra habilidad a poder resituarnos cuando las necesidades obligan.  Aunque la sustancia de la emigración no ha cambiado hoy se la denomina legal e ilegal. Mucha gente cree que el termino ilegal no es bueno. Prefieren usar el termino de irregular o de emigración indocumentada.

No sabemos si hace 500 años cuando los europeos fueron a África, las América y Asia para comerciar, robar y conquistar no fueran llamados emigrantes ilegales sino exploradores, descubridores y misioneros. Unos nombres bonitos y gloriosos.

¿ Por que nuestros hermanos Africanos, hombres y mujeres y otras gentes del mundo  sin privilegio alguno comienzan el viaje peligroso a Europa por rutas prohibidas impertérritos ante los últimos desastres? Las respuestas no son difíciles.

La presente configuración política y económica del planeta es un perfecto catalista para la emigración ilegal. Cuando el poder y la riqueza se acumulan en las manos de unos pocos que están en una esquina o insignificantes partes de la Tierra, uno no puede esperar mas que la mayoría que esta privada de todo no trate por todos los medios de llegar a esos oasis. Después de todo, los emigrantes no están pidiendo una libra de carne del mundo rico; ellos solo quieren una parte razonable de ella. Si el sistema económico mundial continua a estar construido en las reglas actuales de explotación, elevando la riqueza y empujando mas a la mitad de la humanidad a la pobreza y la sumisión, la emigración ilegal crecerá con mas frecuencia e intensidad.  La gente desposeída de África y otras partes del mundo trataran naturalmente de ir a la rica UE y Norteamérica en busca de unas vidas mejores.

A pesar de que el campo en donde se juega la economía no esta al mismo nivel, los países desarrollados no son completamente los culpables de ello. La mayoría de Gobiernos  de los países menos desarrollados no tienen la capacidad o la convicción de elevar el nivel de sus ciudadanos. En algunos casos ambas cosas están ausentes. De ahí su tibieza en los compromisos para mejorar la salud, educación,  oportunidades de empleo, derechos humanos y otras necesidades básicas esenciales para una vida digna. No importa los  escasos recursos de esos países, el estándar de vida de sus lideres esta parejo sino mejor que la de sus colegas en países ricos. Ellos utilizan los recursos del Estado para vivir vidas de lujo que están lejos de las luchas y problemas de su gente. Palacios magníficos, flotas de coches caros y llamativos, vacaciones carísimas y superfluos y costosas redes de seguridad personal son entre otras sus distintivos. Ellos han perfeccionado los sistemas opresivos de sus dueños coloniales del pasado a niveles increíbles. En efecto estos lideres se comportan como “colonialistas locales”. ¿ No es gracioso que a veces ellos sean más ricos que sus países? A menudo los sacrificios que predican y piden a sus ciudadanos están muy lejos de las acciones que hacen.

Para  que el pastel nacional se reparta solo entre los lideres y sus familiares más cercanos y sus asociados,  ellos se cuelgan del poder a todo coste aunque esto signifique hacer  literariamente que ardan sus países. Solamente tenemos que mirar a lo que esta sucediendo por la guerra en los países devastados.

Los sistemas de Salud y Educación se dejan que trabajen a niveles bajos porque a las elites no tienen interés en ellos. Ni ellos ni sus hijos acuden a la salud publica y sus hijos son enviados al extranjero a estudiar. Mientras que los hijos de los ricos y los políticos tienen buenos trabajos retribuidos esperándoles a su regreso, para las masas las oportunidades de un empleo no llegan casi nunca.  A muchos jóvenes hombres y mujeres, que están bien cualificados se les niega trabajo solo porque los perciben como pertenecientes a la parte  política opuesta. El respeto por los derechos humanos es casi inexistente. La gente vive con miedo de que se les pueda arrestar arbitrariamente y el sistema de justicia tiene mucho que desear. Los poderosos no son nunca culpables y los débiles no son nunca inocentes. En algunos países los conflictos sin sentido y las guerras civiles están al orden del día. Las mujeres son sistemáticamente violadas y los niños forzados a ser soldados. Mientras dure esta situación, la gente abandonada  pensara en la emigración como una opción.  Ellos han perdido la fe y la esperanza en las habilidades y voluntad de sus gobiernos para transformar sus vidas.

La situación de las masas esta restringida por las leyes de emigración de los países ricos. Sus condiciones son muy duras en términos de  precio de visados y otras garantías que son imposibles de pagar. En la practica, los visados de emigración están hechos intencionadamente para favorecer solo a los más ricos y bien situados. Los menos afortunados son dejados fuera. Incluso los estudiantes están encontrando muchas dificultades para cruzar la frontera. Las naciones ricas solo dan la bienvenida a los ricos y a las habilidosas personas de las naciones más pobres. Tratan de construir un mundo en donde la libertad de movimiento es solo para unos pocos escogidos. Los países ricos no les dan a sus hermanos pobres un pase gratis pero abren sus fronteras con entusiasmo al oro, diamante, petróleo, uranio, cobre de la gente pobre y cualquier otros recursos que se les pueda robar. ¿ En donde esta nuestro amor por democracia y el respeto a los derechos humanos?.

El Norte rico debe de abrir sus fronteras a la humanidad. Las leyes existentes de inmigración que dan la preferencia a los ricos del Sur solo hacen acelerar las injusticias y robar al Sur las personas y cerebros que ellos necesitan para su desarrollo. Las leyes de emigracion del Norte han costado al Sur miles de profesores, enfermeras y médicos y muchos otros buenos profesionales.

Para minimizar la emigración ilegal los gobiernos necesitan diseñar mas iniciativas practicas que puedan convencer a la gente que no tienen nada que perder trabajando en sus países. Los jefes de Gobierno deben reducir los recursos que ellos están gastando en si mismos y tomarse un mayor interés en el bienestar de sus gentes. Nadie dice que las personas del Gobierno tengan que vivir vidas miserables pero también es verdad de que no deben de estar súper alimentados a costa de la gente que ellos dicen que representan. Es bueno recordarles que el éxito de una nación no se juzga por la exuberancia de unos pocos ricos sino por el nivel de estándar de la vida de las masas. Tiene que existir mas justicia social. La gente debe de tener empleos  que realcen la dignidad del trabajo. Los derechos humanos deben de ser respetados, las oportunidades de éxito, educación y otras necesidades sociales deben de ser descentralizadas. La ciudad debe de terminar de ser la piedra angular de las prioridades de desarrollo de los gobiernos. Contra mas recursos se ponen en la ciudad a costa del campo mas aumenta la pobreza en las áreas rurales y urbanas. Porque cuando la vida de los agricultores se deteriora la gente esta obligada a irse a vivir a las ciudades que están mas preparadas para acogerles. Esto hace que los  pobres recursos existentes se lleven al extremo y se rompan. La solución final es la necesidad de emigrar.

En parte debido a las duras políticas de gobiernos los Africanos creen ahora que la hierba es más verde fuera de África. A pesar de que cada día oigamos que África va saliendo y creciendo deprisa económicamente, mucha gente africana no cree esto. Sus bolsillos siguen estando tan vacíos como antes.  Los trans- atlánticos  viajes en botes viejos cruzando el Mediterráneo son lo suficiente para mostrar la desesperación de la gente.

De todos modos seria erróneo pensar que los gobiernos tienen solo toda la
responsabilidad  y la solución a la emigración ilegal. La gente también tiene un papel importante en esto. Debemos de librarnos de nuestra aparente necesidad irracional de amor por el dinero. Nos hemos convertido en pensar tanto en el dinero que la codicia la consideramos una virtud. Algunas de las personas que arriesgan sus vidas todos los años a través de los desiertos y los mares no son genuinos emigrantes. Son gente que quiere mucho y deprisa. Hay algunos de nosotros que queremos ser ricos rápidamente y sin mucho esfuerzo. La locura por la riqueza fácil es un gran catalista para la emigración ilegal.

La gente de todo el mundo debe de limpiar sus almas de codicia y aprender a ser pacientes en sus maneras de conseguir el dinero. Debemos de resaltar que hay mucho mas en la vida que los imperios crecientes. Después de todo muchos los han hecho en sus países sin viajar al extranjero. Hay que esforzarse en ser creadores de empleos en lugar de ser buscadores de trabajo y empujar fuertemente a la pobreza fuera de nuestros limites. Hay que conseguir que cada africano aprenda un oficio o un negocio en el que pueda de una manera digna mejorar sus vidas y las de sus comunidades. Si todos los africanos desarrollamos las necesarias habilidades para transformar nuestras comunidades, el mundo será un lugar mejor y las fronteras caerán. Hay que encontrar una manera de romper la situación irónica de África. Mientras nuestros países tienen casi toda la tierra  aun virgen y recursos naturales y humanos abundantes, millones de personas están sin empleos o con empleos deplorables. Cuando esta paradoja se resuelva África producirá menos y menos emigrantes ilegales.

La gente que esta en la Diáspora tiene un papel importante para hacer que la emigración se convierta en una ventaja para África. Hemos escuchado  mencionar  fuga de cerebros. Ahora deseamos que esa gente fuera convierta la fuga de cerebros en ganancia de cerebros. Ellos pueden volver a casa e invertir y utilizar sus conocimientos y experiencia que han adquirido en el extranjero para desarrollar el continente. Ya hay algunos africanos valientes que han empezado a regresar a casa, y han dejado los sueños de Europa y América por las realidades de África. Sus conocimientos y dinero esta mejorando las vidas, creando trabajo y dando servicios a la gente.

De todas maneras el hecho permanece de que la emigración no es debida solo a razones económicas.  No importa lo bien que todas las partes del mundo puedan llegar a ser, la gente seguirá teniendo la necesidad de visitar otras partes del planeta. Es una necesidad imperiosa que tenemos y que no puede ser suprimida fácilmente. La solución universal es para todos los países el realizar y aceptar que la humanidad es mas que los ciudadanos de los países que hemos formado artificialmente geográfica y políticamente. Debemos abrir nuestras fronteras a toda la gente  amante y pacifica del mundo.  Contra mas nos abracemos mas construiremos un mundo mejor en donde cada uno sea el guardián de su hermano.

Traducido de Abdoulie Sey, Editor de radio Gambia.
Editado para Jpic blog.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

El Papa y el Consejo Ecumenico de las Iglesias.

https://www.oikoumene.org/es/press-centre/news/pope-francis-at-the-world-council-of-churches